Es un trastorno que se caracteriza por una calcificación o fibrosis del tejido conjuntivo que afecta a la túnica albugínea del pene. Se localiza con más frecuencia en la cara dorsal del mismo y suele aparecer en varones entre los 45 y 65 años. Los síntomas son dolor de pene y problemas de erección y deformidad del pene. El tratamiento de la fisioterapia combina la terapia de iontoforesis con fármacos que han resultado eficaces como el verapamilo y la dexametasona.

Los resultados son prometedores en fases tempranas de la enfermedad y razonablemente buenos cuando la placa ya está instaurada.

Más información sobre esta enfermedad