La fisioterapia obstétrica  es muy importante para orientar y controlar a la embarazada en una correcta preparación física: gimnasia preparto, ejercicios respiratorios, relajación, posturas, pujos,etc), asimismo es de vital importancia para un correcto postparto con una buena recuperación y/o restauración de posibles lesiones y evitar otros procesos como prolapsos o incontinencias que condicionan la calidad de vida de la mujer.